“Ya no tenemos nieves perpetuas y estamos perdiendo el hielo fósil”, alerta Ignacio Henares

El conservador del Parque Nacional y el Parque Natural de Sierra Nevada protagoniza el VIII Encuentro Chana Press
María José Mateos - 29/09/2016
todos
Ignacio Henares junto a varias de las colaboradoras de Chana Press./Chana Press.

Ignacio Henares Civantos, conservador del Parque Nacional y el Parque Natural de Sierra Nevada, ha sido el protagonista del VIII Encuentro Chanapress, el primero tras el descanso estival. Es biólogo de formación y máster en gestión medioambiental y del agua por la Universidad de Granada. Cada semana edita una página sobre ecoturismo o biodiversidad en el periódico Granada Hoy y colaboró en La Voz de Granada, con una revista radiofónica denominada “El hombre y la sierra” hasta el cierre de esta emisora. Siente un gran cariño por la Chana, donde se vino a vivir cuando era un niño. Manifiesta su satisfacción por haber sido su “primer alcalde”. En 1994, con la creación de las Juntas Municipales de Distrito, Jesús Quero confió en él para el desempeño de este cargo. Suyo es el logro de contar con el Parque Almunia, dado que no cesó en su empeño hasta conseguir que en la barriada existiera una amplia zona verde.

-¿Cómo es el día a día en su trabajo?

Es complicado, si tenemos en cuenta que Sierra Nevada es el parque nacional más grande de España, con 175.000 hectáreas. Hay dos áreas de gestión: por un lado, está el equipo directivo, integrado por el director, el conservador y la gerencia; y por otro lado, están los agentes de medio ambiente  y el personal administrativo. Aproximadamente trabajan en él 200 personas. En realidad, hay mucho trabajo administrativo porque para cualquier actividad a desarrollar en el parque se necesita autorización administrativa. Pero, procuro dedicar mínimo un día a la semana al trabajo de campo, pateando la sierra.

-La gestión económico-administrativa de Sierra Nevada es competencia de la Junta de Andalucía. ¿Esto favorece a Granada?

Sí. Nos beneficia mucho el hecho de que la mitad del territorio es parque natural y la otra mitad es parque nacional, puesto que recibimos ingresos por dos vías, de la comunidad autónoma y del Estado. Sierra Nevada es mucho más que esquí, tan sólo el 1% del total lo ocupa la estación alpina. Hoy día, contamos ya con muchas empresas que se dedican al ecoturismo y a actividades forestales diversas. Somos pioneros en la Carta Europea de Turismo Sostenible, un proyecto continental que impulsa el desarrollo turístico sin agredir al medio natural. También, desde 2005 lideramos el proyecto encargado del Observatorio del cambio climático e intercambiamos datos relativos a este tema con otros lugares del mundo. El cambio climático ya no es algo del futuro, ya se está produciendo. Existen claras evidencias de cómo afecta a la flora y fauna de Sierra Nevada, o a la evolución de la capa de nieve, al agua que bebemos y al regadío. Y que suba la temperatura de -0ºC a 1ºC  en la alta montaña es un dato muy importante, puesto que el hielo se convierte en agua.

-¿Ha habido episodios de cambio climático tan importantes como el actual en épocas anteriores?

En la historia de la humanidad no. En otras etapas, como la era del terciario, sí. Por ejemplo, en la Edad Media o en la época del Imperio Romano hubo una etapa fría. Pero, de esta velocidad a la que se está produciendo actualmente no se tienen antecedentes. Nos tenemos que remontar a las glaciaciones de hace 200.000 años, cuando se formó el circo del Veleta. Lamentablemente, desde hace 20 ó 25 años, ya no tenemos nieves perpetuas y estamos perdiendo el hielo fósil; su capa ya es discontinua y mucho más fina. Todo esto son evidencias del cambio climático.

Iganacio Henares durante la entrevista con Chana Press./Chana Press.

Ignacio Henares durante la entrevista con Chana Press./Chana Press.

Educación medioambiental

En algunas ocasiones, usted ha comentado que se tiene poca información sobre el medio ambiente y que este tema se trata con poco rigor en los medios de comunicación. ¿Cree que la campaña “No dejes huella” que están llevando a cabo dará buen resultado?

Todo el parque de Sierra Nevada y sus altas cumbres son muy accesibles, ya que se puede llegar en coche hasta la Hoya de la Mora y los telesillas funcionan incluso en verano. Así, el objetivo de esta campaña es el de concienciar a la gente para que sean responsables y respetuosos con el medio ambiente. Cosas cotidianas para cualquiera de nosotros tienen un gran impacto en la montaña. Una cáscara de plátano es biodegradable, pero en muchos años y tirarla allí supone un daño enorme para las plantas endémicas, que sólo viven en ese lugar. También, es un problema dar de comer a la fauna silvestre. Ello supone un peligro para la propia supervivencia de los animales. Por tanto, es necesaria la sensibilidad medioambiental para las futuras generaciones.

-En su opinión, ¿debe existir una asignatura en los colegios sobre educación medioambiental para concienciar a los niños?

Soy partidario del No. La educación ambiental es una materia transversal. Este tipo de mensajes se aprenden mejor fuera del aula. Realizamos programas con los colegios de la zona. Primero les damos unas nociones teóricas en clase y luego realizamos excursiones a la sierra. Por falta de personal, damos prioridad a la población que vive más cerca de Sierra Nevada. En las últimas charlas hemos incidido sobre la importancia del cambio climático; no hemos hablado de la biodiversidad del Parque. Nos reunimos con todos los centros de profesores de la provincia y elaboramos unidades didácticas. Hemos donado ejemplares en inglés y francés del libro Itinerarios geológicos de Sierra Nevada a todos los institutos de enseñanza secundaria de Granada. El acto de entrega simbólico tuvo lugar hace pocos días en el I.E.S La Madraza.

-Háblenos sobre las especies autóctonas de flora y fauna de Sierra Nevada. Su número aproximado y si algunas de ellas están en peligro de extinción.

En cuanto a la fauna, tenemos un catálogo de vertebrados con 50 especies aproximadamente. Hay mucha variedad de aves, con 214 especies, destacando el águila real y las águilas perdiceras. Algunas aves vienen en invierno y otras se van. Este Parque es muy importante como paso migratorio, camino al Estrecho de Gibraltar. Se dan algunas especies raras, como el chorlito carambolo, el camacholo trompetero o el acentor alpino, que sólo habita aquí, en los Pirineos y en el norte de Europa. En relación a la flora, encontramos mucha biodiversidad en Sierra Nevada: castañares, hayedos, piornales, etc. Plantas de igual estructura, dadas las duras condiciones climáticas. A cierta altura, sólo hallamos especies endémicas, exclusivas de aquí, que crecen en las zonas húmedas de los borreguiles, como la violeta, la manzanilla o la estrella de las nieves. En tan sólo un metro cuadrado puede haber 50 especies distintas. A nivel oficial, siete plantas están en peligro de extinción por causas naturales. Aunque la más amenazada es la manzanilla y lo es por el furtivismo. Indicar que se está recuperando al quebrantahuesos, no visto por estos parajes desde 1951. Sierra Nevada fue el lugar de España donde más había. Este animal es un símbolo de aquí y ello muestra que el Parque está bien conservado.

El conservador del Parque natural y nacional de Sierra Nevada contestó a todas las preguntas de las colaboradoras./Chana Press.

El conservador del Parque natural y nacional de Sierra Nevada contestó a todas las preguntas de las colaboradoras./Chana Press.

Cetursa

-¿De qué infraestructuras dispone la sierra?

Hay tres centros de visitantes, dos refugios de la federación andaluza de montaña, catorce refugios tipo vivac y varias aulas de la naturaleza.

-¿Y es accesible la información sobre el Parque para los montañeros?

El programa ‘Sierra Nevada para vivirla seguro’ está al servicio de cualquier visitante, y contiene predicciones meteorológicas detalladas. Se le da una gran difusión en redes sociales. Se llevan a cabo campañas distintas en invierno y en verano.

-¿Cómo son las relaciones entre los gestores del Parque Nacional y los de Cetursa?

Dialécticas. Existe colaboración. Digamos que se trata de un vecino complicado. Una estación de esquí siempre va a tener su impacto en la sierra, pero no queremos que la invada. Realizamos campañas de sensibilización con los trabajadores de Cetursa y les enseñamos buenas prácticas, para que dañen lo menos posible el entorno natural.  En Europa están desapareciendo las estaciones de esquí; la nuestra resulta muy atractiva porque es muy elevada y en ella no hay árboles. También les afecta el cambio climático. Dentro de 25-30 años no serán viables por la falta de nieve.

Chana

-Para concluir, ¿cuál es su visión actual de la Chana?

Soy optimista, a pesar de lo mal que está la situación. Es evidente el deterioro urbano. Falta mucha vertebración social. Pero, este barrio tiene mucha potencia y debe invertir de nuevo la tendencia, como se hizo en épocas anteriores, cuando los vecinos convirtieron la Plaza de la Unidad en el símbolo de la lucha, al impedir que se construyeran viviendas en esta zona de esparcimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

logo footer
CHANAPRESS es un proyecto de alfabetización mediática para el fomento de la lectura de prensa desarrollado por el Sindicato de Periodistas de Andalucía. Las opiniones vertidas en este blog corresponden exclusivamente a sus autores y autoras.
Un proyecto de:
sindicato
fesp
Financiado:
junta de andalucia
caja rural granada
caja granada
Colabora:
guadalinfo