“Lo que vamos a sacar y va a saber la ciudadanía va a provocar un escándalo” asegura Jesús Candel

El médico de urgencias más famoso de Granada protagoniza el XI Encuentro Chana Press
Cristina Prieto - 31/01/2017
Todos
Colaboradores y colaboradoras de Chana Press con Jesús Candel y su 'yeahhh'./Chana Press.

Se llama Jesús Candel Fábregas, tiene cuarenta años y hace unos meses decidió alternar la bata blanca de médico de urgencias en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada con una gorra, unas gafas negras y un megáfono. Con este atuendo pasa de ser el Dr. Candel a Spiriman, un personaje que ha tomado su nombre del Spiribol, un juego que inventó su abuelo y que promociona en una fundación que trabaja con niños en la zona Norte de Granada. Caracterizado como Spiriman protagoniza sus vídeos en Facebook en los que denuncia la situación de la sanidad en Granada y reclama, con insistencia, la dimisión del viceconsejero de Salud, Martín Blanco, la derogación del decreto de fusión y dos hospitales completos para Granada. De momento, las dos primeras cosas las ha conseguido y la tercera asegura no parar hasta lograrla.

“Supuse que contaría con el apoyo de la gente para arreglar el tema de las urgencias pero nunca imaginé lo que me iba a encontrar” asegura este joven galeno que no para de enumerar las irregularidades que afirma haber encontrado en el sistema sanitario granadino. Explica, con convicción, que sólo es un médico que quería mejorar la atención a los ciudadanos pero “junto a otros compañeros hemos destapado todo esto”. Preguntado por la politización del conflicto después de ver cómo en las manifestaciones que ha convocado hasta el momento cada vez con más asiduidad pueden encontrarse políticos de varios partidos, afirma que “todo en la vida es política, considera que “tienen que estar en todas las manifestaciones porque es su deber” y confiesa que le han llamado “todos” y se ha sentado con ellos “antes de la primera manifestación”.

Candel, en un momento de la entrevista./Chana Press.

Candel, en un momento de la entrevista./Chana Press.

Jesús Candel confiesa que también él se ha preguntado cómo se ha llegado en Granada a la actual situación sanitaria y fija el punto de inflexión en 2012 cuando, para aprovechar la apertura de un nuevo hospital en Granada, se decide poner en marcha un proceso de fusión que ha terminado con el cierre del Hospital Clínico San Cecilio. “Granada ha sido un campo de pruebas junto con Huelva” afirma Candel quien reconoce que, los términos en los que se planteó la fusión inicialmente “nos parecían bien” porque se trataba de eliminar cargos administrativos, “pero en 2014 y 2015 nos empiezan a decir que el personal del Clínico nos vamos al nuevo hospital y fue entonces cuando empezaron a saltar todas las alarmas”. Reconoce que, a partir de ese momento, empezó “a pedir documentación y a preguntar y descubrí que había por medio muchos millones”.

Actitud de Paco Cuenca

Convertido en Spiriman, la mayoría de las veces, el Dr. Candel ha encontrado su mejor altavoz en la red social Facebook, desde donde envía mensajes a los responsables administrativos de la sanidad en Granada y Andalucía, a políticos, periodistas y médicos. No escatima palabras gruesas ni calificativos subidos de tono y sus mensajes son tan directos que parecen traspasar la pantalla del ordenador o del teléfono, con un lenguaje coloquial que ha calado en la sociedad granadina. Hasta en tres ocasiones ha convocado manifestaciones que han sacado a la calle a miles de personas –cada vez más, según las cifras aportadas por distintas fuentes- con un lema claro: dos hospitales completos. Precisamente, este grito unánime en las manifestaciones, utilizado también con hastags en la red social Twitter, Jesús Candel lo traduce en dos hospitales con carteras de servicios básicas y diferenciadas porque, como él mismo reconoce “dos hospitales completos no hay en ningún sitio del mundo”, pero como lema, funciona.

Dibujo de Jesús Candel realizado por Silvia Pereira.

Dibujo de Jesús Candel realizado por Silvia Pereira.

En estos últimos meses de manifestaciones, vídeos, reuniones, concentraciones y noticias casi diarias sobre negociaciones rotas y nuevas convocatorias de protesta, Spiriman ha tachado de su lista a muchas personas, entre ellas a Paco Cuenca, alcalde de Granada. “Conozco hace muchos años a Paco Cuenca, pero ya no le tengo ningún respeto; para mí ha perdido toda la credibilidad como persona, no como político, sino como persona”, afirma sin ambages. “Le animé a que grabara un vídeo conmigo porque podría haberle servido para ganarse a la ciudad además de invitarle a la última manifestación a que se pusiera en la pancarta de cabecera como máxima autoridad política de la ciudad pero me dijo que no podía porque se debía a su partido” explica para afirmar, a renglón seguido, que  “en cada partido hay gente honesta, pero no los dejan” y ese es “el problema que tiene esta ciudad y este país, que no dejan trabajar bien a la gente honesta”. Sin embargo, critica al primer edil que se ponga al frente “de una reivindicación como el tren pero no lo hace por la sanidad porque dice que no es su competencia, cuando el tren tampoco lo es”.

Confiado en defenderse a través de la redes sociales –en las que cuenta ya con 10.400 seguidores en Twitter y más de 60.000 seguidores en Facebook donde consigue hacer viral un vídeo en pocos minutos- este médico de urgencias padre de cuatro hijos afirma que “nadie está utilizando la protesta para su beneficio” y explica que este movimiento está integrado por “gente que no tenemos ningún color y a los que únicamente nos une la defensa profesional de la sanidad” por eso, cuando “nos preguntan si vamos a llegar a la revolución, yo digo que sí porque lo que vamos a sacar y va a saber la ciudadanía va a provocar un escándalo”.  De momento, lo que asegura a través de las redes sociales le ha acarreado ya una citación judicial para el acto de conciliación previo a la presentación de una querella por parte del viceconsejero de Salud de la Junta de Andalucía, Martín Blanco, y María José Sánchez, una profesora de la Escuela de Salud Pública de Andalucía, por injurias y calumnias. También dice haber recibido algunas amenazas.

El médico de urgencias contestó a todas las preguntas de los colaboradores:/Chana Press.

El médico de urgencias contestó a todas las preguntas de los colaboradores:/Chana Press.

Futura asociación

La denuncia de posibles irregularidades sanitarias en Granada no va a quedarse sólo en las redes sociales. Jesús Candel y varios juristas y abogados –entre ellos el exfiscal Carlos Castresana, galardonado el año pasado con el Premio a la Transparencia, Integridad y Lucha contra la Corrupción concedido por el Consejo General de la Abogacía y Transparencia Internacional España- van a constituir en breve la Asociación Justicia por la Sanidad para canalizar las demandas contra el SAS y la Junta de Andalucía “por todo este desastre” y “para exigirles que nos digan dónde está todo el dinero que se están llevando, más de 260 millones de euros desde el 2012”. Además de clarificar la situación económica, Candel quiere también que se explique por qué se desechó el proyecto para conectar, a través de túneles subterráneos, el Clínico con el Ruiz de Alda y el Licinio de la Fuente y se optó por trasladar todo a Armilla.

La finalidad de esta asociación será luchar contra la supuesta corrupción que este médico de urgencias granadino, que ha traspasado ya las fronteras de Andalucía con sus denuncias y convocatorias ciudadanas, ha puesto al descubierto a través de las redes sociales. “Es cierto que la gente comenta los casos de corrupción, pero luego continúa con su vida pero  nosotros estamos explicando muy bien lo que hay y por eso la gente está saliendo a la calle, porque está informada gracias a las redes sociales donde no se manipula ninguna información”, asegura.  Con nombres y apellidos, ataviado o no como Spiriman, acompañado de médicos, enfermeros y trabajadores de distintos servicios del hospital o, simplemente, apoyado por pacientes que denuncian casos personales, Jesús Candel no se esconde a la hora de identificar médicos y gestores que podrían estar implicados en distintas irregularidades. De sus dardos orales tampoco han escapado los sindicatos contra los que ha cargado por haber firmado una propuesta de acuerdo con la Gerencia de la que ahora parecen haberse desmarcado también. Asegura que la “falta de valentía” de los representantes de los trabajadores les ha impedido denunciar las malas prácticas que él se ha atrevido a sacar a la luz y pide al resto de profesionales que “den cara” para afirmar, seguidamente, que “poco a poco, lo están haciendo”. Y lo cierto es que, en sus vídeos a través de la red social Facebook, cada vez aparece en más ocasiones acompañado de profesionales que se han sumado a su causa y que denuncian situaciones de posible acoso laboral a las que se ha sometido a médicos que se han mostrado en contra de la fusión hospitalaria. El inmunólogo Miguel Ángel López Nevot ha expuesto junto a Candel el caso de su mujer, la dermatóloga Elena García Lora (https://www.youtube.com/watch?v=KK46tY2D4zo) y la médico documentalista Socorro Ricoy ha explicado las presuntas manipulaciones de las listas de espera (https://www.youtube.com/watch?v=t4kw0ZulJEg)

Un tema económico

Lo que es innegable es que Spiriman ha supuesto una revolución en Granada donde sólo en contadas ocasiones –tras el asesinato del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Luis Portero, o como reacción a la guerra en Iraq- se han registrado en Granada manifestaciones tan multitudinarias. El apoyo de la ciudadanía se ha convertido, para este joven médico de urgencias, en su gasolina y asegura que no va a parar hasta lograr que se derogue el decreto de la fusión hospitalaria y se destapen todas las irregularidades Mientras tanto, Candel asegura que están tratando de entorpecer su trabajo como médico de urgencias “para que parezca que no atiendo bien a mis pacientes” e incluso, “en las guardias intentan que me sienta mal o que meta la pata para dejarme en evidencia”.

Con rotundidad asegura que tras la fusión hay dos explicaciones. La primera, el ansia de poder de algunos profesionales y la segunda, un tema económico aunque reconoce que, en este momento, se maneja el mismo presupuesto que antes de la crisis “pero muy mal gestionado” ya que “mucho dinero se deriva a fundaciones con lo que se ha creado una administración paralela”.

Preguntado por las soluciones para reconducir la situación, Jesús Candel asegura, sin titubeos, que “en primer lugar tenemos que recuperar lo que teníamos y, a partir de ahí, empezar a mejorar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

logo footer
CHANAPRESS es un proyecto de alfabetización mediática para el fomento de la lectura de prensa desarrollado por el Sindicato de Periodistas de Andalucía. Las opiniones vertidas en este blog corresponden exclusivamente a sus autores y autoras.
Un proyecto de:
sindicato
fesp
Financiado:
junta de andalucia
caja rural granada
caja granada
Colabora:
guadalinfo