Isidro Toro Moyano, director del Museo Arqueológico de Granada, anima a la ciudadanía a una gran movilización para lograr su reapertura

Afirma que lleva seis años cerrado a pesar de poseer piezas arqueológicas de enorme valor, que le convierten en el más importante de toda Andalucía
María José Mateos - 04/07/2016
Isidro Slider
Isidro Toro sostiene el dibujo realizado por Josefa Romero, colaboradora de Chana Press, durante la entrevista./Chana Press.

Isidro Toro Moyano es doctor en Historia, en la especialidad de Prehistoria y Arqueología. Auténtico apasionado por su trabajo, ha sido  el protagonista del último Encuentro de Chana Press hasta después del verano. Gran conversador y persona afable, nos ha desvelado varios misterios sobre los que tal vez sean los primeros pobladores de Europa, ya que fue codirector de las excavaciones de Orce desde 1985 hasta 2010. También fue delegado provincial de Cultura en la Junta de Andalucía durante cuatro años (1991-1995).

-¿Nos puede explicar las causas por las que el Museo Arqueológico permanece cerrado al público?

-La titularidad del museo corresponde al Ministerio de Cultura, Educación y Deporte, pero su gestión está cedida a la Junta de Andalucía. Ello conlleva importantes problemas derivados, puesto que ambas partes deben ponerse de acuerdo. Y en esta época no hay sintonía política y no existen canales de comunicación. Las lluvias fueron el motivo por el que se cerró el museo al público, ya que provocaron graves daños al tejado. Debemos tener en cuenta que la sede donde se ubica es un palacio del siglo XVI, del año 1579. La propia historia del edificio es un cúmulo de obras mal ejecutadas, casi siempre con materiales de construcción de muy baja calidad. Ya en 1931 se hundió parte de la cubierta, pero hasta 1945 no se reparó. Así, con los ataques de insectos en los artesonados de madera, en 2010 se tomó la decisión de la clausura del museo. Se vio que era necesario desmontarlo entero y se sacaron de las vitrinas todas las piezas arqueológicas para llevarlas a una zona de mayor seguridad; un espacio de los años 60 no afectado arquitectónicamente. A día de hoy, la Junta de Andalucía ha acometido su parte de las obras y sólo quedan pendientes las obras correspondientes al Ministerio y el posterior montaje de las piezas objeto de exposición.

Isidro Toro durante la entrevista concedida a Chana Press./Chana Press

Isidro Toro durante la entrevista concedida a Chana Press./Chana Press

-¿Cómo será el museo cuando nuevamente esté abierto para las visitas?

-Se hará una selección de las obras expuestas. Tan sólo se mostrarán las 60 ó 70piezas más importantes. En el futuro más inmediato queremos abrir al menos tres salas. Pero, lamentablemente, aún quedan tres o cuatro meses más  de obras y otros tantos meses más para el montaje de todo. Con suerte, el verano del próximo año podremos anunciar a la ciudadanía la reapertura del museo arqueológico de esta ciudad.

-¿Cómo podemos colaborar los ciudadanos para lograr la reapertura del museo? ¿Qué podemos hacer?

-Desde aquí os animo a todos a una fuerte movilización para que Granada tenga el museo arqueológico que se merece: moderno, grande, con talleres didácticos, con salas de conferencias. Debe ser un centro multisede, con exposiciones temporales en lugares cercanos, como el Rey Chico; y por supuesto, debe contar con una biblioteca fantástica, donde los investigadores de la Universidad puedan llevar a cabo sus consultas… Y lamentablemente, nada de esto está previsto en las obras actuales.

-¿Existe alguna plataforma digital de recogida de firmas para reclamar la reapertura inmediata del museo arqueológico?

-Sí. Hay una plataforma ciudadana que se reúne cada sábado por la mañana en la puerta principal del museo  para reivindicar su reapertura. Tienen un sitio web denominado ‘Arqueológico ya en el que podéis obtener información sobre las actividades que organizan. Entre sus componentes está la presidenta de la asociación de vecinos del bajo Albaicín, también hay arquitectos, aparejadores, etc. Se trata de  un grupo muy activo. Han hecho una campaña de recogida de firmas en la plataforma change.org. Reciben muchos apoyos digitales, pero no en la práctica. En la Carrera del Darro no se concentran más de 20 personas cada semana… Es necesaria una gran movilización para que las administraciones públicas nos tomen en serio.

El director del Museo Arqueológico junto a colaboradores y colaboradoras de Chana Press./Chana Press.

El director del Museo Arqueológico junto a colaboradores y colaboradoras de Chana Press./Chana Press.

-Hablando de administraciones públicas, ¿cree que Granada y su provincia son la ‘oveja negra’ para el gobierno?

-Sí, sí… sin lugar a dudas. Pero, en realidad, la culpa de que esto ocurra la tenemos los granadinos, porque nos conformamos con lo que tenemos y no nos echamos a la calle para reivindicar lo que nos pertenece.

-¿Cuál es la pieza más antigua que posee el Museo Arqueológico de Granada?

-Es el  diente del hombre de Orce. En este museo tenemos la mejor cantidad y calidad de obras arqueológicas de toda Andalucía. En Granada hay piezas de todas las épocas, desde los pobladores de Orce hasta los Reyes Católicos. Disponemos de toda la historia contigua de nuestra región. Por ejemplo, el frontal del’ niño de la Carihuela’ también es una pieza muy importante. Contamos con referentes de la cuenca de Guadix-Baza, del neolítico, de la peña de los gitanos de Montefrio, de los yacimientos de Galera y Orce. Gracias a la Bastitania, el museo goza de mucho arte ibérico.

Excavaciones de Orce

-Díganos si el hombre de Orce es o no el primer poblador de Europa.

-Orce es el primer poblamiento humano del continente Europeo. Allí se han encontrado restos de homínidos que datan de 1.400.000 años. Hace tres años se constató este hecho a través de la publicación de un artículo en la revista científica  más prestigiosa de esta disciplina, que es la Journal of Human Evolution.

 -Entonces, ¿por qué se le da más importancia a los yacimientos de Atapuerca que a los de Orce?

-En las excavaciones de Orce han existido las polémicas desde el principio. El diente del hombre de Orce se descubrió en el año 2003, pero la comunidad científica no aceptó su autenticidad hasta 2013, diez años después. Las tensiones fueron latentes  incluso entre los componentes del equipo autor del descubrimiento del diente; todo ello fruto de los errores cometidos en 1983, cuando los restos arqueológicos descubiertos finalmente no eran humanos, sino de un equino. Por todo lo cual, el equipo directivo de las excavaciones optó por realizar un blind test (prueba a ciegas) entre arqueólogos y científicos a nivel internacional. También se contactó con los responsables de los yacimientos de Atapuerca para que se unieran al estudio y firma del proyecto. Ahora, una nueva investigación va a ser liderada por la Universidad de Granada. Os aseguro que cuando se acaben las polémicas, habrá instituciones mundiales que invertirán y participarán en las excavaciones de los yacimientos de Orce.

-¿La administración andaluza es culpable de que los yacimientos de Orce no ocupen el lugar que les corresponde? ¿Actúa en su defensa?

-El gobierno de Andalucía no es irresponsable, es prudente. En todo este tema, los medios de comunicación también han jugado su papel; por ejemplo, los periódicos de Granada sólo hablan de Orce para generar polémica, porque hay muchos intereses creados.

Otras iniciativas

-¿Cree que la Dama de Baza y la Dama de Elche deben regresar a sus localidades de origen?

-Este tema está sujeto a una doble lectura. En el caso de la Dama de Elche no se sabe ni siquiera si es de allí y tampoco si la escultura era o no de cuerpo entero. Y respecto a la Dama de Baza, ésta se extrajo del lugar en que se hallaba antes de tiempo, rompiendo el microclima que permite su perfecta conservación. Entonces, las autoridades decidieron su traslado a Madrid con la excusa de restaurarla. Y ahora, su regreso al museo de  Baza resulta demasiado costoso. Su tamaño es muy voluminoso y  las grandes piezas arqueológicas precisan unos seguros especiales, que rondan los 180.000 euros, ya sea para un periodo mayor o menor de tiempo.

-¿Qué opinión le merece el Museo de Bagdad?

-Forma parte de la historia de las guerras y los consecuentes saqueos posteriores. Este tipo de situaciones no deben ocurrir. El fanatismo religioso está destruyendo mucho patrimonio artístico y arqueológico. Todo esto ya ha sucedido antes en Europa, con las dos guerras mundiales; o en España, con la Guerra Civil. Desgraciadamente, las mafias también están involucradas en estos casos; hay ejércitos privados que trafican con el arte. Lo más triste es que el expolio de obras artísticas se relativiza, debido a la tragedia humana que hoy día se vive en Irak u otros países que protagonizan el drama del conflicto armado.

-En Montejícar se ha puesto en marcha un proyecto de Memoria Trashumante. ¿Qué le parecen a usted este tipo de iniciativas?

-La verdad es que no conozco esta iniciativa concreta, pero la veo bastante interesante. Considero que es una buena idea para recordar los modos de vida de los pueblos. Y eso es tan importante como cualquier resto arqueológico que podamos hallar o poseer. En esta época de las nuevas tecnologías, con los dispositivos móviles, en los pueblos va a desaparecer la memoria fotográfica, las fotos en papel. Para evitar esto, tengo conocimiento de que en numerosas localidades se están recopilando fotografías antiguas pertenecientes a los vecinos. Y es muy importante que los ayuntamientos se encarguen de esta labor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

logo footer
CHANAPRESS es un proyecto de alfabetización mediática para el fomento de la lectura de prensa desarrollado por el Sindicato de Periodistas de Andalucía. Las opiniones vertidas en este blog corresponden exclusivamente a sus autores y autoras.
Un proyecto de:
sindicato
fesp
Financiado:
junta de andalucia
caja rural granada
caja granada
Colabora:
guadalinfo